Pulseras con anillas de latas

Últimamente se están poniendo muy de moda las pulseras de con anillas de latas de refresco, así que ¿por que no aprender a hacerlas? Son realmente sencillas. Aunque hay dos o tres formas de hacerlas, pero aquí te muestro la forma original, con la que menos anillas se utilizan. Tu puedes usar varios colores tanto de lazos como de anillas y en lugar de usar lazos, también puedes usar cuerda o cuero, ahí es donde entra en juego tu creatividad ;)



Lo primero, claro, es recolectar anillas de las latas. Ten en cuenta que algunas anillas de ciertas marcas llevan logotipos en el agujero superior o carecen de este agujero y, por tanto, no nos valen, así que colecciona unicamente aquellas que nos sirvan para las pulseras.


Con ayuda de un alicate corta la parte trasera de la anilla, lo que le sujetaba a la lata. Es muy importante que, además, revises todas las anillas, comprobando que ninguna de ellas nos puede hacer daño cuando la llevemos puesta.

Ahora comenzamos a enlazar las anillas. Para la primera anilla, introduce el lazo desde arriba, hacia abajo y sige los siguientes pasos con la segunda anilla. Primer paso: pasamos el lazo por la parte superior de la anilla, de modo que lo metamos desde atrás y salga hacia delante.

Segundo paso: metemos el lazo por la anilla anterior, desde atrás.
Tercer paso: pasa el lazo por la anilla que estamos enlazando, esta vez, desde arriba. Aquí tienes un pequeño dibujo que seguro te ayuda a entender mejor los pasos.

Cuando logres la longitud deseada, añade dos anillas juntas que nos servirán como cierre de seguridad.

Haz un nudo fuerte que sujete a las dos anillas por la base y nos sirva para comenzar la segunda fila de la pulsera.

Termina la segunda fila de la pulsera y, cuando llegues a la última anilla, haz un nudo con los dos extremos.

¡Ya tenemos nuestra pulsera! Seguro que no te ha resultado muy complicado hacerla y te quedará genial. Espero que te haya servido :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada